Skip to Content
News

Exempleada de NBC acusa a Matt Lauer de violación en nuevo libro de Ronan Farrow

(CNN) — Cuando NBC News despidió a Matt Lauer hace dos años, la cadena dijo que una empleada lo acusó de “comportamiento sexual inapropiado en el lugar de trabajo”. Ahora esa empleada, Brooke Nevils, habla en público por primera vez y alega que Lauer la violó en 2014.

La inquietante versión se detalla en Catch & Kill, un libro de Ronan Farrow que saldrá el próximo martes. CNN obtuvo una copia del libro antes de su fecha de publicación.

MIRA: Los detalles del despido de Matt Lauer de NBC por denuncias de acoso sexual

Nevils le dijo a Farrow que sangró durante días después. Ella dijo que el incidente “descarriló mi vida”. Finalmente dejó NBC y recibió un pago de liquidación de siete cifras.

Lauer negó categóricamente la acusación de violación de Nevils después de que la revista Variety informara por primera vez sobre esto el miércoles por la mañana.

“La historia que cuenta Brooke está llena de detalles falsos destinados únicamente a crear la impresión de que fue un encuentro abusivo”, dijo.

En una larga declaración, Lauer admitió tener relaciones extramatrimoniales, incluso con excompañeras de trabajo, pero dijo: “Nunca he agredido a nadie ni forzado a nadie a tener relaciones sexuales. Punto”.

Lauer también refutó otras afirmaciones sobre su conducta en NBC, incluidos los informes de que su oficina tenía un botón que le permitía cerrar la puerta desde adentro. “No había tal mecanismo de bloqueo. No existía”, dijo.

Lauer y Nevils tienen relatos muy diferentes de lo que sucedió. Pero están de acuerdo en que su primera interacción sexual fue en febrero de 2014 cuando ambos estaban en Sochi, Rusia, cubriendo los Juegos Olímpicos de Invierno 2014.

Nevils le contó a Farrow sobre una noche de tragos con Lauer y otros en el bar de un hotel. Nevils dijo que había tomado seis tragos de vodka. Según Farrow, Nevils dice que Lauer la invitó a su habitación, pero Nevils dijo que “no tenía motivos para sospechar que Lauer sería otra cosa que amigable en base a la experiencia previa”.

Una vez dentro de la habitación, ella dice que Lauer se forzó sobre ella y la violó.

“No fue consensual en el sentido de que estaba demasiado borracha para consentir”, dijo Nevils a Farrow. “No fue consensual en el sentido que dije, varias veces, que no quería tener sexo anal”.

Después, ella dijo, “duele mucho. Recuerdo haber pensado, ¿es esto normal?”.

“De vuelta en su habitación, vomitó”, escribió Farrow en el libro. “Se quitó los pantalones, se desmayó. Cuando despertó, la sangre estaba por todas partes, empapada en su ropa interior, empapada en sus sábanas”.

Lauer describió la noche de esta manera en su carta: “Ella vino a mi habitación de hotel muy tarde una noche en Sochi, Rusia. Participamos en una variedad de actos sexuales. Realizamos sexo oral el uno con el otro, tuvimos sexo vaginal, y tuvimos sexo anal. Cada acto fue mutuo y completamente consensuado”.

“No hubo absolutamente nada agresivo en ese encuentro”, continuó. “Brooke no hizo ni dijo nada para objetar. Ciertamente no lloró. Era una compañera totalmente entusiasta y dispuesta. En ningún momento se comportó de una manera que parecía que fuera incapaz de dar su consentimiento. Parecía saber exactamente qué quería hacer. La única preocupación que expresó fue que alguien podría verla salir de mi habitación. Me abrazó en la puerta cuando se fue”.

Tanto Lauer como Nevils dicen que más tarde tuvieron encuentros sexuales consensuales en su casa en la ciudad de Nueva York.

“Fue completamente transaccional. No fue una relación”, le dijo a Farrow.

Según Lauer, “nuestros encuentro se organizaron mutuamente. En ningún momento, durante o después de sus múltiples visitas a mi departamento, ella expresó con palabras o acciones cualquier molestia por estar allí o por nuestra aventura”.

Los encuentros a veces tenían lugar en la oficina de Lauer en NBC.

Farrow escribió que cuando entrevistó a Nevils, “admitió fácilmente que sus comunicaciones con Lauer podrían haber parecido amistosas y complacientes. Pero también dijo que vivía aterrorizada de que Lauer pusiera en peligro su carrera y que los encuentros causaron angustia y vergüenza que eventualmente la llevaron a romper con su novio”.

Lauer rechaza la afirmación sobre su poder percibido sobre su carrera, diciendo que “ella no trabajó para mí, el ‘Today Show’ o NBC News”.

En ese momento, Lauer escribió: “Trabajó para Meredith Vieira (que no había trabajado para el ‘Today Show’ en varios años) en una parte completamente diferente de la cadena, y no tuve ningún papel en la revisión del trabajo de Brooke”.

Lauer escribió que “terminó mal el asunto”, pero dijo, “estar molesto o tener dudas no le da a nadie el derecho de hacer acusaciones falsas años más tarde sobre un asunto en el que participaron plena y voluntariamente”.

La versión de Nevils seguramente generará nuevas preguntas sobre si se sintió protegida por NBC.

Nevils le dijo a Farrow que le contó “como a un millón de personas” sobre sus experiencias con Lauer. Pero ella no presentó una queja formal.

El libro describe a Nevils como profundamente afectada por la presunta violación, lo que la hizo abusar del alcohol y retirarse del trabajo.

“Me enojo mucho porque esta cosa descarriló mi vida”, le dijo a Farrow.

Los portavoces de NBC News han insistido en que la gerencia no estaba al tanto de ninguna acusación contra la estrella del programa “Today” hasta noviembre de 2017.

Fue entonces cuando Nevils confió en Vieira, según el libro, y Vieira la instó a buscar un abogado y hablar con recursos humanos de NBC.

Nevils lo hizo, y su abogado dijo que NBC tomó medidas rápidas en ese momento.

“Mi cliente y yo nos reunimos con representantes del Departamento Legal y de Recursos Humanos de NBC a las 6pm el lunes”, dijo en ese momento el abogado de Nevils, Ari Wilkenfeld. “En el transcurso de varias horas, mi cliente detalló actos atroces de acoso sexual y mala conducta del Sr. Lauer. En menos de 35 horas, NBC investigó y retiró al Sr. Lauer. Nuestra impresión en este punto es que NBC actuó de manera rápida y responsable, como todas las empresas deberían enfrentar confrontaciones creíbles sobre conducta sexual inapropiada en el lugar de trabajo “.

Después de la noticia de su despido, varios medios de comunicación publicaron historias con otras acusaciones de acoso por parte de Lauer.

Pero ninguna denuncia de violación había surgido hasta ahora.

Según Catch & Kill, Nevils no usó la palabra violación en su reunión con el departamento de recursos humanos de NBC. Pero su abogado dijo que era “no consensual”.

En el libro, la versión de Nevils se presenta como parte de una imagen más amplia de la presunta conducta sexual inapropiada de Lauer.

The Hollywood Reporter, que publicó una entrevista con Farrow el miércoles, dijo que las acusaciones “parecen contradecir la postura de la cadena de que la gerencia no tenía conocimiento de su comportamiento”, pero “NBC sostiene que no tenía conocimiento del comportamiento de Lauer antes de que fuera despedido”.

El programa “Today” cubrió las nuevas acusaciones de Nevils el miércoles por la mañana.

“Esto es impactante. Y espantoso. Y, sinceramente, ni siquiera sé qué decir al respecto”, dijo Savannah Guthrie al aire.

Estas “no son acusaciones de una aventura, son acusaciones de un delito”, dijo Hoda Kotb.

“Estamos perturbados hasta nuestra esencia”, agregó Guthrie.

NBC News emitió una declaración que decía: “La conducta de Matt Lauer fue terrible, horrible y reprensible, como dijimos en ese momento. Es por eso que fue despedido dentro de las 24 horas posteriores a la primera noticia de la queja. Nuestros corazones se rompen de nuevo por nuestra colega”.

Nevils no ha respondido a una solicitud de comentarios adicionales de CNN.

CNN

Comments

Leave a Reply