Skip to Content
News

PG&E ha comenzado a cortar la electricidad en partes del norte de California. Cerca de 800.000 clientes se verán afectados

(CNN) — Cerca de 500.000 clientes de la compañía Pacific Gas & Electric (PG&E) en el norte de California quedaron en la oscuridad a partir de la medianoche de este miércoles cuando la compañía comenzó a cortar la energía en un esfuerzo por ayudar a evitar el inicio de un incendio forestal.

Otros 300.000 clientes perderán energía más tarde en el día, lo que sumará un total de 800.000 clientes afectados por la medida, dijo Sumeet Singh, vicepresidente del Programa de Seguridad de Incendios Comunitarios de la compañía.

Varios distritos escolares y una universidad importante han cancelado las clases, mientras que los túneles de tránsito y los servicios de transporte público también pueden verse afectados, dijeron las autoridades.

Los pronosticadores advierten que muchas partes del norte de California están en peligro extremo de incendio, con pronóstico de condiciones ventosas y secas.

“Implementamos este corte de energía de seguridad pública como último recurso”, dijo Singh en una conferencia de prensa el martes.

Podría tomar varios días restaurar la energía, agregó Singh, ya que la compañía primero realizará inspecciones de seguridad una vez que termine el evento de viento generalizado.

PG&E ha sido criticado en los últimos años por el papel de su equipo en una serie de incendios forestales catastróficos en todo el estado, incluido el mortal Camp Fire 2018. La empresa ha acordado pagar miles de millones de dólares en daños.

Quién se verá afectado

El corte de suministro de energía estaba programado para esta semana por etapas, dijo PG&E en un comunicado el martes, “dependiendo del momento local de las condiciones climáticas severas, comenzando con los condados en la parte norte del estado”.

El lunes, el alcalde de San José, Sam Liccardo, instó a los residentes a prepararse para quedarse sin electricidad durante siete días.

El cierre abarcará porciones de 34 condados del norte, centro y costa de California, dijo.

El Departamento de Transporte de California ha estado trabajando con la compañía de servicios públicos para asegurar los generadores de energía de respaldo para mantener abierto el Túnel Caldecott en los condados de Contra Costa y Alameda y el Túnel Tom Lantos en Pacifica, dijo el portavoz Bart Ney a CNN.

El túnel Caldecott se cerraría en la ruta estatal 24 y el túnel Lantos podría cerrar a lo largo de la ruta estatal 1 en Pacifica, informó KGO, afiliada de CNN.

No se espera que el sistema de Tránsito Rápido del Área de la Bahía (BART) se afecte por el cierre, dijo en un tweet. BART tiene generadores portátiles en ciertas estaciones y tendrá personal monitoreando los generadores.

Algunas estaciones pueden presentar interrupciones en las escaleras mecánicas, dijo BART.

Los funcionarios escolares cancelaron las clases el miércoles en previsión del cierre. Los cierres afectan a todas las escuelas en el Distrito Escolar Unificado de Napa Valley, el Distrito Escolar Unificado de San Leandro y el Distrito Escolar Unificado de Cloverdale, además de las escuelas del Distrito Escolar Unido Bennett Valley en Strawberry y Yulupa.

UC Berkeley también canceló las clases en respuesta al corte de energía. El campus estará abierto el miércoles, pero los servicios serán limitados, dijo la universidad.

La Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador ha activado el Centro de Operaciones del Estado para ayudar a los condados afectados en el cierre, dijo.

“El personal de Cal OES de Bomberos, Aplicación de la Ley, Región Interior y Región Costera está trabajando actualmente con varias agencias de respuesta para abordar todas las necesidades de gestión de emergencias, evacuación y ayuda mutua”, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

Por qué las condiciones climáticas son importantes

Las condiciones que se pronostican para partes del estado “históricamente han llevado a incendios forestales catastróficos”, dijo el meteorólogo principal del gigante de servicios públicos, Evan Duffey, en la conferencia de prensa.

Y esto, dijo, según todos los parámetros “se prevé que sea el evento eólico marino más fuerte desde octubre de 2017”.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió sobre fuertes vientos y baja humedad sobre vegetación seca, lo que según el servicio actúa como “combustible”.

“Esta es una receta para el aumento explosivo de incendios, si se inicia un incendio”, dijo el servicio meteorológico. “Ten lista tu mochila”.

El servicio emitió advertencias de bandera roja a partir de la madrugada del miércoles en las montañas y valles de North Bay, las colinas de East Bay y los valles de East Bay. Las advertencias significan que “se espera que las temperaturas cálidas, las humedades muy bajas y los vientos más fuertes se combinen para producir un mayor riesgo de incendio”, dijo el servicio.

Los fuertes vientos comenzarán el miércoles por la mañana y durarán hasta el viernes por la mañana, dijo Duffey durante la conferencia de prensa.

Podría tomar días restablecer la energía eléctrica

PG&E ha activado un centro de operaciones de emergencia que cuenta con personal a todas horas, dijo Singh.

Algunos de los clientes de la compañía de servicios públicos pueden desconectarse “a pesar de que las condiciones climáticas en su ubicación específica no son extremas”, dijo durante la conferencia de prensa.

“(Eso es) debido a la naturaleza interconectada de nuestra red eléctrica y las líneas eléctricas que trabajan juntas para proporcionar electricidad a las ciudades, condados y regiones”, dijo Singh.

Y la electricidad tardará varios días en restablecerse mientras la compañía inspecciona su equipo para asegurarse de que no haya daños, dijo.

“Entendemos mucho los inconvenientes y las dificultades que causaría un corte de energía y no tomamos ni tomamos esta decisión a la ligera”, dijo. “Esta decisión… se centró realmente en garantizar que continuamos manteniendo la seguridad de nuestros clientes y nuestras comunidades”.

PG&E dijo anteriormente que es “probable” que su equipo iniciara el Camp Fire 2018, el incendio más mortífero y destructivo del estado, cuando una línea eléctrica tocó árboles cercanos. El Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California encontró a PG&E responsable del incendio, que mató a 85 personas y destruyó miles de estructuras.

La empresa de servicios públicos anunció en septiembre que había alcanzado un acuerdo de 11.000 millones de dólares con compañías de seguros por reclamos derivados de los devastadores incendios forestales de 2017 en el norte de California y el Camp Fire. En junio, PG&E pagó 1.000 millones en daños a los gobiernos locales por incendios vinculados a sus líneas eléctricas, postes y otros equipos.

Carma Hassan y Joe Sutton de CNN contribuyeron a este informe.

CNN