Skip to Content
Noticias

Paso a paso: así fue la dramática operación militar que mató al líder de ISIS al-Baghdadi

Washington (CNN) – El presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció en la mañana de este domingo, a través de un discurso televisado en la Casa Blanca, que el “líder terrorista número de uno del mundo” está muerto.

El líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi “se explotó” cuando se vio acorralado por las fuerzas estadounidenses que ejecutaron una operación nocturna de dos horas en el complejo de al-Baghdadi, ubicado en el norte de Siria, según aseguró Trump al proporcionar un informe detallado de la misión.

“Fue una gran noche para Estados Unidos y para el mundo. Un asesino cruel, uno que causó tantas dificultades y muertes, fue violentamente eliminado”, agregó el presidente.

La muerte de al-Baghdadi marca el final de una cacería humana que duró años para encontrar a uno de los terroristas más buscados del mundo y al hombre que declaró el llamado califato islámico en Iraq y Siria en 2014.

Se trata del anuncio más significativo sobre la muerte de un líder terrorista desde que el entonces presidente Barack Obama reveló que el jefe de al Qaeda Osama bin Laden había sido abatido por las Fuerzas de Operaciones Especiales de la Marina de Estados Unidos (Navy SEALS) durante un dramático discurso nocturno en mayo de 2011.

“Este es un golpe devastador. No es solo su líder, también es su fundador. Fue un jefe inspirador en muchos sentidos. Formó ISIS en 2014, condujo a establecer el califato físico en toda la región, por lo que se trata de un gran golpe para ellos”, explicó el secretario de Defensa Mark Esper a Jake Tapper de CNN este domingo.

El anuncio que hizo Trump el domingo es destacado por derecho propio. Justo la noche anterior, el presidente anticipó en Twitter que “¡algo muy grande acaba de ocurrir!”. Y en contraste con el discurso sereno de Obama a la nación acerca Bin Laden, la despreocupada aparición de Trump ante las cámaras estuvo plagada de descripciones de escenas espantosas (como “su cuerpo fue mutilado por la explosión”). Además, se burló abiertamente del líder terrorista, diciendo que murió “lloriqueando, llorando y gritando todo el camino”.

Cómo se desarrolló la operación

El operativo secreto comenzó cerca de las 5 p.m. de este sábado, cuando ocho helicópteros que transportaban equipos élite estadounidenses, incluidos operadores de la Fuerza Delta, volaron durante exactamente una hora y diez minutos sobre “territorio muy, muy peligroso” hacia el complejo, relató Trump. Otros múltiples aviones y barcos estadounidenses también participaron en la misión.

Algunas de las fuerzas estadounidenses también surgieron de varios lugares dentro de Iraq, según un funcionario estadounidense.

“Volamos muy, muy bajo y muy, muy rápido. Era una parte muy peligrosa de la misión. Al igual que entrar y salir. Queríamos una ruta idéntica, tomamos una ruta idéntica”, indicó Trump a los periodistas este domingo mientras proporcionaba un recuento detallado de la misión secreta.

Cuando estaban en tránsito, los helicópteros se encontraron con disparos locales. Las aeronaves estadounidenses devolvieron el fuego y eliminaron la amenaza, prosiguió Trump.

Después de llegar al complejo, las tropas de EE.UU. rompieron un muro para evitar que a la entrada fueran víctimas de una trampa y fue entonces cuando “se desató el infierno”, agregó el presidente.

Mientras despejaban el complejo, las fuerzas estadounidenses abatieron a un “gran número” de combatientes de ISIS durante un tiroteo en el que no sufrieron bajas, según Trump.

Al menos dos combatientes del ISIS fueron capturados y 11 niños se encuentran bajo custodia. Dos de las esposas de al-Baghdadi murieron durante la operación y sus chalecos suicidas no explotaron.

Al final, al-Baghdadi, quien también llevaba un chaleco suicida, se refugió en un túnel “sin salida” con tres niños.

“Llegó al final del túnel, mientras nuestros perros lo perseguían. Activó a su chaleco, matándose y a los tres niños. Su cuerpo fue mutilado por la explosión. El túnel también se derrumbó”, narró Trump.

Las pruebas de ADN que confirmaron la identidad de al-Baghdadi comenzaron “aproximadamente 15 minutos después de que murió” y equipos de Estados Unidos en el terreno “recuperaron partes del cuerpo”, dijeron fuentes a CNN.

El presidente también indicó que las fuerzas estadounidenses obtuvieron “material e información altamente sensibles de la incursión, que tienen mucho que ver con ISIS: orígenes, planes futuros, cosas que realmente queremos”.

“La incursión fue exitosa. Sacamos a nuestras tropas. Tuvimos dos bajas menores y dos heridas menores de nuestros soldados, pero una operación muy exitosa e impecable”, le aseguró Esper a Jake Tapper de CNN este domingo.

Cómo se descubrió la ubicación de Bagdadi

Aunque la operación militar se ejecutó durante dos horas en la noche de este sábado, al-Baghdadi estuvo bajo vigilancia durante un par de semanas, según señaló Trump a los periodistas. También agregó que se desecharon dos o tres misiones planificadas antes de que fuera lanzada la que sería exitosa.

Mazloum Abdi, el comandante en jefe de las fuerzas kurdas en Siria, indicó en un tuit que las operaciones de inteligencia para la incursión militar estadounidense en Siria que abatió a al-Baghdadi comenzaron hace cinco meses.

La CIA finalmente localizó a al-Baghdadi y compartió esa información con el Departamento de Defensa, dijeron fuentes a CNN.

Trump y el vicepresidente Mike Pence fueron notificados sobre la posible ubicación de al-Baghdadi “a principios de semana” y el jueves se les informó que había una alta probabilidad de que estuviera en el complejo.

Fue entonces cuando el presidente ordenó a los comandantes militares que comenzaran a elaborar opciones específicas, que se presentaron el viernes, según Pence.

“Sabíamos un poco hacia dónde iba, hacia dónde se dirigía. Teníamos muy buena información de que iba a irse a otro lugar. No se fue. Se cancelaron dos o tres esfuerzos porque él decidió cambiar de opinión, constantemente cambiando de opinión. Y finalmente vimos que estaba aquí”, afirmó Trump.

“En este caso, sabíamos que estaba allí, pero nunca se puede estar 100% seguro porque te estás basando en la tecnología más que en cualquier otra cosa. Pero pensamos que estaba allí y luego tuvimos una confirmación”, agregó.

En una entrevista con ABC este domingo, Esper también ofreció detalles adicionales relacionados con la cronología de la toma de decisiones.

“Bueno, las estrellas comenzaron a alinearse hace algún tiempo y en las últimas dos semanas, una semana o algo así, las fuerzas de operaciones –que eran una de las varias opciones disponibles para el presidente–, comenzaron a ensayar, practicar y hacer todo lo que estaba relacionado con el objetivo”, aseguró.

“Y no fue sino hasta el jueves y luego viernes que el presidente eligió su opción y nos dio luz verde para proceder como lo hicimos ayer”, agregó Esper.

Pero la decisión de avanzar con la misión no se tomó hasta el sábado por la mañana, cuando la Casa Blanca recibió inteligencia factible, precisó Pence.

Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo el domingo que la operación militar lleva el nombre de la estadounidense Kayla Mueller, quien fue secuestrada por ISIS y asesinada en 2015.

Trump da luz verde

Las acciones empezaron a desarrollarse detrás de escena en las horas previas a la operación, mientras los oficiales de inteligencia y militares estadounidenses se apresuraron a prepararse antes de que el presidente, Pence, Esper, el presidente del Estado Mayor Conjunto Mark Milley y otros oficiales militares se reunieran en la Sala de Situación alrededor de las 5 p.m.del sábado, momento previo a que los helicópteros despegaran.

A partir de ahí, Trump aseguró que observó la incursión en tiempo real, un momento que quedó captado en una imagen publicada por la Casa Blanca este domingo y que muestra a Trump rodeado de altos funcionarios militares.

Si bien la operación parece haber sido liderada por el Pentágono, la directora de la CIA, Gina Haspel, y el director interino de Inteligencia Nacional, Joe Maguire, también estuvieron bastante involucrados durante todo el proceso y estaban al tanto de los eventos que se desarrollaron el sábado a pesar de no estar presentes en la Sala de Situación al momento de la incursión, según se le informó a CNN.

Un portavoz del director de Inteligencia Nacional dijo que Maguire estaba “plenamente enterado y comprometido en la planificación. Para la operación en sí, estaba fuera de la ciudad debido a un compromiso preestablecido, pero la observó con el comandante de CENTCOM”.

Haspel habría estado monitoreando desde la sede de la CIA y en contacto con la Sala de Situación, de forma similar a cómo el exdirector de la CIA, Leon Panetta, fue posicionado durante la operación que mató al líder de al Qaeda Osama bin Laden en 2011.

El presidente agradeció a Maguire y Haspel llamándolos por su nombre mientras respondía a las preguntas de los periodistas este domingo.

Los funcionarios estadounidenses mantuvieron en secreto los detalles relacionados con la misión antes de que se ejecutara y no notificaron a los demócratas clave del Congreso que se estaba llevando a cabo.

La única pista de que algo habría ocurrido llegó en forma de un tuit críptico publicado por Trump a las 9:23 p.m. del sábado, cuando la mayor parte de Washington estaba concentrada en la Serie Mundial de béisbol que se realizaba a cabo a pocos kilómetros de la Casa Blanca, diciendo: “Algo grande acaba de ocurrir”.

El domingo Trump dijo que algunas naciones extranjeras, incluidas Rusia y Turquía, fueron notificadas con anticipación de que Estados Unidos estaba lanzando una operación, pero no se les informaron los detalles de la misión como tal ni quién era el objetivo.

“Rusia nos trató muy bien. Estaba abiertos. Tuvimos un vuelo sobre ciertas áreas de Rusia, áreas controladas por Rusia. Rusia fue excelente. Iraq fue excelente. Realmente tuvimos una gran cooperación”, dijo el presidente a periodistas este domingo.

“Turquía… tratamos con ellos. Sabían que íbamos a entrar. Volamos sobre algún territorio. Fueron estupendos. No hubo problemas”, agregó.

Ryan Browne, Alex Marquardt, Barbara Starr y Maegan Vázquez de CNN contribuyeron con la información de este reporte.

CNN