Skip to Content
News

“Los estadounidenses nos vendieron”, dicen los kurdos que protegen la base estadounidense en Siria

(CNN) — “Los estadounidenses nos vendieron”, dicen los kurdos que protegen la base estadounidense en Siria.

Las fuerzas kurdas que custodiaban una base militar estadounidense en el norte de Siria le dijeron a CNN que sienten que han sido traicionadas por sus aliados estadounidenses después de que el presidente estadounidense Donald Trump despejó el camino para una operación turca contra ellos.

“Los estadounidenses nos vendieron y no esperamos que nos ayuden a luchar contra las tropas turcas”, dijo un combatiente kurdo a CNN, mientras una bandera estadounidense ondeaba sobre la base.

LEE: ¿Traicionó Trump a los kurdos en Siria?

El personal estadounidense en la base en el norte de Siria dijo que no podían hablar con CNN debido a la naturaleza sensible de su trabajo ahí. Pero, según los comentarios de los kurdos que protegen la base, su relación se ha vuelto tensa.

Aunque las fuerzas estadounidenses se han retirado de la zona fronteriza donde Turquía está organizando su operación militar para despejar a las fuerzas kurdas, todavía hay personal militar estadounidense desplegado en partes del norte de Siria.

El jueves, Trump afirmó: “No tenemos soldados en Siria”. Pero eso no es verdad.

Estados Unidos todavía tiene alrededor de 1.000 soldados en Siria, dijeron funcionarios militares a CNN y otros medios de comunicación. Las tropas estadounidenses fueron retiradas de los puestos de observación dentro de la zona de operaciones de Turquía, pero no han sido retiradas del país.

Menos de una hora después de que el presidente hizo el comentario, un alto funcionario del Departamento de Estado reafirmó que la misión militar en Siria estaba en curso.

“Teníamos y aún tenemos una importante misión militar allí para asegurar la derrota duradera de ISIS, también para mantener la estabilidad del noreste de Siria y la región dadas nuestras otras misiones críticas en el Cercano Oriente”.

El funcionario expresó serias preocupaciones sobre la operación turca, pero no fue tan lejos como para criticar a Trump.

“Pone en peligro a nuestros aliados en la lucha contra el terror, las (Fuerzas Democráticas Sirias, FDS)”, dijo el funcionario. “Socava nuestros esfuerzos para derrotar a ISIS al alejar a estas fuerzas de las FDS de la batalla en el sur y forzar francamente a nuestras tropas a centrarse en los aspectos militares de la invasión”.

Las FDS han sido un socio clave de Estados Unidos en la lucha contra ISIS. Poco después de que Turquía lanzó su operación, las FDS suspendieron sus operaciones antiterroristas contra el grupo para centrarse en la ofensiva turca.

MÁS: Un pueblo sin país oficial y una fuerza estratégica contra ISIS en Medio Oriente: así son los kurdos

Por ahora, las tropas estadounidenses aún se ubican junto con las FDS en otras partes de Siria y permanecen en otros lugares, como Manbij, según un funcionario de defensa de Estados Unidos. Si bien todavía están “trabajando” con las FDS, las operaciones contra el ISIS se han suspendido para que no realicen operaciones juntas, según el mismo funcionario.

El secretario de Defensa, Mark Esper, dijo el viernes que Estados Unidos no está abandonando a sus aliados kurdos, incluso cuando dejó en claro que Estados Unidos no intervendrá en la lucha.

“No estamos abandonando a nuestras fuerzas asociadas kurdas y las tropas estadounidenses permanecen con ellos en otras partes de Siria”, dijo Esper a periodistas en el Pentágono.

“Seguimos en estrecha coordinación con las Fuerzas Democráticas Sirias que nos ayudaron a destruir el califato físico del ISIS, pero no pondré a los miembros del servicio estadounidense en medio de un conflicto de larga data entre los turcos y los kurdos, no es por eso que estamos en Siria”, dijo Esper.

Los asesores estadounidenses informaron a las FDS que Estados Unidos no los defenderá de Turquía. Y el sentimiento de abandono entre algunos kurdos aquí es palpable.

Fuera de la base estadounidense, un cartel conmemora a los combatientes kurdos que han muerto en la batalla contra ISIS.

El viernes, a poca distancia de la base, se celebró un funeral para un combatiente FDS de 25 años asesinado por una ronda de mortero turco.

Un amigo de la familia, hablando por un altavoz, reflejó cuán crudas se han vuelto las emociones.

“Turquía ha estado atacando nuestras ciudades y pueblos porque Estados Unidos les dio permiso”.

Ryan Browne, Barbara Starr y Jennifer Hansler de CNN contribuyeron a ersta noticia

CNN

Comments

Leave a Reply