Skip to Content
Noticias

ANÁLISIS: La crisis entre EE.UU. e Irán está lejos de terminar

(CNN) — Las primeras semanas de esta nueva década comenzaron con Estados Unidos seleccionando y abatiendo a un líder militar extranjero por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. Terminaron con el trágico costo (no intencional en el conflicto) con Irán admitiendo que por error había derribado un avión de pasajeros ucraniano, matando a las 176 personas a bordo.

En un extraordinario mea culpa en la televisión estatal iraní el sábado, el comandante de la unidad responsable dijo que “desearía estar muerto”, cuando se dio cuenta de que lo que su unidad pensaba que era un misil de crucero era en realidad un avión.

Ucrania está exigiendo una investigación completa e indemnización de las víctimas – en su mayoría de Irán, Canadá y Ucrania – que fallecieron cuando el avión fue impactado en el cielo, horas después de que Irán puso en marcha una serie de misiles contra dos bases que albergan las tropas estadounidenses en Iraq.

¿Y ahora qué? ¿Cómo se compensa a las familias de los pasajeros y la tripulación por esta pérdida insoportable? ¿Y cómo los líderes del gobierno estadounidense e iraní, ahora en confrontación militar directa y abierta por primera vez desde la Revolución Islámica de Irán, trazan una ruta para salir de esta crisis?

MIRA: Irán admite haber derribado por error el avión ucraniano

Todavía hay muchas preguntas sin respuesta sobre la evidencia de “ataques inminentes y siniestros” contra estadounidenses que llevaron a Estados Unidos a eliminar al general Qasem Soleimani la semana pasada. Los senadores republicanos, Mike Lee y Rand Paul, se unieron a los demócratas quejándose de la sesión informativa de la administración Trump al Congreso. Lee lo llamó: “La peor sesión informativa que he visto, al menos sobre un tema militar, en mis nueve años”.

El general Qasem Soleimani fotografiado el 14 de septiembre de 2013.

El Congreso también quiere saber si Soleimani estaba apuntando a cuatro embajadas de Estados Unidos antes de su muerte, como Trump dijo a Fox News el viernes. También buscará averiguar si el objetivo de Estados Unidos era más amplio. El mismo día en que EE.UU. atacó a Soleimani en Bagdad, se intentó sin éxito liquidar a otro alto funcionario militar iraní en Yemen.

Mientras tanto, la última encuesta de EE.UU. de USA Today, desde que iniciaron las hostilidades, dicen que los estadounidenses no se sienten más seguros desde que el máximo general de Irán murió.

La encuesta encontró que el 55% de los estadounidenses dicen que la muerte de Soleimani hace que EE.UU. sea menos seguro, mientras que el 57% se opone a la amenaza de ataques aéreos de Estados Unidos en los sitios culturales de Irán y un apoyo al Congreso de 53% para limitar la capacidad de Trump de ordenar ataques militares. En otros lugares, el antiamericanismo se ha disparado en todo el mundo desde que Trump asumió el cargo, según una nueva investigación de Pew publicada el miércoles.

Los aliados de Estados Unidos en Europa y la OTAN no apoyan los últimos ataques de Trump a Irán, ni el retiro del acuerdo nuclear de Irán. Es notable que Angela Merkel de Alemania fue a Moscú el sábado para visitar al presidente ruso Vladimir Putin para tratar de calmar la crisis actual. Ella no fue a Washington.

Entonces, ¿se acabó la crisis entre Irán y Estados Unidos? No, no es así.

El presidente Donald Trump ha anunciado una nueva serie de sanciones contra Irán. Dijo en su discurso el miércoles que “Estados Unidos impondrá de inmediato sanciones económicas adicionales … estas poderosas sanciones permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento. Solo en los últimos meses, Irán se ha apoderado de barcos en aguas internacionales, ha disparado un ataque no provocado contra Arabia Saudita y derribó dos drones estadounidenses”.

LEE: ANÁLISIS: Donald Trump es actualmente un dolor de cabeza más grande para Europa que Irán

Pidió a Europa y Rusia y el resto del mundo retirarse del acuerdo nuclear de Irán, al tiempo que pide a que se unan a él en hacer un nuevo acuerdo con Irán.

“Todos debemos trabajar juntos para hacer un trato con Irán, que haga del mundo un lugar más seguro y más pacífico”, dijo Trump. “También debemos llegar a un acuerdo que permita a Irán desarrollarse y prosperar y aprovechar su enorme potencial sin explotar”.

La confrontación militar directa entre EE.UU. e Irán parece haber terminado por ahora, pero los líderes iraníes están empujando su agenda política desde hace mucho tiempo.

En su discurso televisado el miércoles, el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei insistió: “La acción militar de esta manera, no es suficiente. Lo que importa es que la presencia de Estados Unidos … debe llegar a su fin”.

Y el más moderado presidente Hassan Rouhani, que fue elegido en 2013 con su promesa de negociar con EE.UU. y mejorar las relaciones de Irán con el mundo, respaldó el mensaje de Khamenei en su propio Twitter.

Irán reconoce que derribó avión por error: ¿qué significa?

También el miércoles, en su discurso a la nación, Trump hizo observaciones que parecían indicar que él también estaba buscando formas de reducir la presencia militar de Estados Unidos en la región.

“Hoy voy a pedirle a la OTAN que se involucre mucho más en el proceso de Medio Oriente … Estados Unidos ha logrado independencia energética … Somos independientes y no necesitamos petróleo de Medio Oriente”, dijo.

¿Qué mensaje transmite esto a aliados de Estados Unidos en el Golfo, como los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita que dependen de la protección militar de EE.UU.? Como medida de precaución, están reduciendo su hostilidad y aumentando sus propuestas diplomáticas a Irán.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, me había dicho que los Estados Unidos querían reducir la crisis.

“No estamos buscando comenzar una guerra con Irán, pero estamos preparados para terminarla. Como le dije a muchos de mis colegas … en los últimos días, lo que nos gustaría ver es que la situación se haya reducido y para que Irán se sentara con nosotros para comenzar una discusión acerca de un mejor camino a seguir. Creemos que es el mejor enfoque en este momento”.

MÁS: Manifestantes iraníes salen a las calles después de que Teherán admite que avión ucraniano fue derribado involuntariamente

Si bien los aliados de Estados Unidos, e incluso sus adversarios, advierten estar en contra de comenzar otra guerra en el Medio Oriente, es difícil ver dónde está la apertura para la discusión, la negociación y una solución diplomática en este instante.

El martes, el secretario de Estado Mike Pompeo insistió en que la política del gobierno Trump sería para enfrentar y contener a Irán, pero estas pueden ser dos ideas opuestas.

O confrontas o contienes, me dijo la congresista demócrata Elissa Slotkin. Slotkin, una experta en milicias chiítas, sirvió tres turnos de servicio junto con las fuerzas estadounidenses en Iraq como analista de la CIA.

También advirtió que, a menos que la administración Trump elabore una estrategia diplomática adecuada, la guerra aún podría ser una consecuencia accidental de sus acciones.

“Yo en realidad no cuestiono al secretario de Defensa, o incluso al Presidente de la intención de que no quieren entrar en una guerra”, me dijo. Pero la mayoría de las guerras no se pretenden.

“En la mayoría de las guerras, se obtiene este ojo-por-ojo que va en esta espiral, y de repente cada lado tiene su respaldo y no se pueden volver a bajar, y sin querer se cae en la guerra”, dijo ella.

“Creo que tenemos un riesgo muy alto de hacerlo ahora. Entonces, no se trata solo de intención. Son nuestras acciones las que significan algo más allá de nuestro control”, dijo Slotkin.

Entonces, ¿qué pasa ahora que el presidente parece haber doblado su ‘política de máxima presión’ contra Irán y sigue aplicando sanciones duras?

Irán ha llamado las rondas anteriores de sanciones “terrorismo económico” y “guerra económica” de EE.UU. desde que Trump se retiró del acuerdo nuclear con Irán, conocido como el plan Conjunto de Acción General (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Ex funcionarios militares y gubernamentales me dicen que la inteligencia estadounidense había predicho el año pasado que Irán reaccionaría a las sanciones atacando la navegación en el Golfo y las instalaciones petroleras en Arabia Saudita. Los ataques ocurrieron pero Irán niega cualquier implicación. Las fuentes creen que la violencia es poco probable que termine si las políticas de la administración Trump siguen siendo las mismas.

Así podría ser una guerra entre Irán y Estados Unidos

Lo que es claro de las declaraciones de Pompeo después de la muerte de Soleimani es que él y la administración Trump continúan presionando para un levantamiento popular contra la República Islámica. En otras palabras, están buscando un cambio de régimen, a pesar de decir públicamente que ese no es su objetivo.

Cualquiera que sea el objetivo de la administración, los millones que se agolparon en las calles de Irán durante cuatro días seguidos de duelo nacional esta semana tras el asesinato de Soleimani, han demostrado lo que el vicepresidente iraní de Asuntos de la Mujer y la Familia, Massoumeh Ebtekar, me dijo: “Esta es una muy clara indicación de la respuesta de la nación iraní y la presencia de la gente, las multitudes, son asombrosas”.

“E incluso para nosotros (que hemos estado tomando parte en muchas de estas marchas y manifestaciones desde el principio de la revolución), esto es otra cosa. De una ciudad a otra ciudad, es una resurrección,” dijo.

“Es un renacimiento de la Revolución Islámica”, añadió. “Es un renacimiento de la nación iraní”.

RELACIONADO: Un recuento de los episodios que han empeorado las relaciones entre Irán y Estados Unidos

Una fuente principal de Estados Unidos y ex comandante militar me dijo que – por ahora – la administración Trump ha unido a la nación iraní en torno a un régimen impopular.

Sin embargo, el sábado hubo protestas en Teherán contra el gobierno después de que Irán admitiera su responsabilidad en el accidente del avión ucraniano. Cantos de “una renuncia no es suficiente, el responsable debe ser juzgado” e “IRGC, renuncia, renuncia. Deja el poder”, se promulgaron.

Pero en cuanto a la afirmación de Esper de que EE.UU. quiere ‘sentarse con Irán para comenzar una discusión acerca de una mejor manera por delante’, ¿cómo sería recibida?

La vicepresidenta iraní Ebtekar dice que reformistas como ella, Mohammad Javad Zarif y Rouhani, también han sido quemados en ese frente por Trump al retirarse del JCPOA.

Al hacerlo, dice, “dio el mensaje de que el gobierno estadounidense no busca la paz y la seguridad, no busca una resolución multilateral … Infortunadamente, el tiempo para las negociaciones ha pasado”.

Queda por ver si la diplomacia puede y se reanudará en el futuro, si la lucha de Estados Unidos contra ISIS continuará en Iraq y Siria, y si el propio Iraq se convertirá en un nuevo campo de batalla donde Irán y Rusia, serán los ganadores.

MIRA: Video muestra el impacto del avión ucraniano en un suburbio de Irán

El presidente del Parlamento de Iraq dijo que el gobierno del país debe condenar la acción militar de EE.UU y de Irán allí, y negarse “permitir que las partes en conflicto traten de usar la plaza iraquí para ajustar sus cuentas”.

Al final de la semana, el gobierno iraquí volvió a insistir en que EE.UU. debe hacer los preparativos para retirar las fuerzas de su país, que era el objetivo final de Soleimani y de Irán.

Por supuesto, el ataque estadounidense a Soleimani podría llegar a disuadir a Irán y poner la mesa para una solución diplomática gana-gana para un futuro mejor. Pero es difícil ver eso desde aquí.

CNN

Comments

Leave a Reply