Skip to Content
Noticias

Nuevos títulos de Enrique y Meghan generan un problema a la casa real británica

Londres (CNN) — El Palacio de Buckingham está trabajando para revisar su directriz sobre cómo se llamará al príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, después de que el nuevo título de la duquesa de Sussex hizo parecer como si estuviera divorciada.

La semana pasada el palacio dijo que los duques no usarían más sus títulos reales, sus Altezas Reales, a partir del segundo trimestre del año, sino que serían considerados como “Enrique, duque de Sussex” y “Meghan, duquesa de Sussex”.

El problema es que ese formato fue adoptado por Sarah Ferguson, ahora llamada “Sarah, duquesa de York”, después de que se divorció del príncipe Andrés en 1996. Y la madre de Enrique era conocida como Diana, princesa de Gales, después de su divorcio del príncipe Carlos.

Es uno de los primeros problemas, pero no es probable que sea el último, en el complicado proceso de llevar a cabo el acuerdo sin precedentes que la reina alcanzó con la pareja la semana pasada después de que los dos dijeron que querían reducir sus deberes reales.

Según el palacio, los títulos de duque y duquesa de Sussex no están sujetos a cambios, pero se está preparando una guía actualizada sobre el formato de sus nombres.

LEE: El príncipe Enrique expresa “gran tristeza” tras la noticia de que él y Meghan ya no son miembros activos de la familia real

El Palacio de Buckingham dijo que su orientación previa sobre el título de la pareja real era errónea, y ahora está consultando con el rey de las armas de Garter, que se especializa en asuntos de títulos y protocolo, para emitir una guía actualizada.

Meghan recibió el título de su Alteza Real la duquesa de Sussex, cuando se casó con el príncipe Enrique en mayo de 2018.

El título completo de Enrique era Su Alteza Real el duque de Sussex, conde de Dumbarton y barón de Kilkeel.

CNN