Skip to Content
Noticias

Antes de que esta madre muriera de coronavirus, sus seis hijos se despidieron por un walkie talkie

(CNN) — Hace unas semanas, a Sundee Rutter le informaron que le estaba ganando la batalla al cáncer de seno. Pero de repente empezó a morir por otra enfermedad, y sus seis hijos se estaban despidiendo de ella… desde el otro lado del vidrio.

Rutter, de 42 años, falleció el pasado 16 de marzo en Everett, Washington, después de contraer el coronavirus. Poco antes de que ella muriera, el personal del Providence Hospital mantenía a los visitantes fuera de su habitación con la esperanza de prevenir la propagación del virus.

Sundee Rutter, sobreviviente de cáncer de seno y madre de seis hijos, murió de coronavirus en Everett, Washington, el 16 de marzo.

Sus hijos, entre los 13 y 24 años, estaban perdiendo a su madre, apenas ocho años después de que su padre muriera. Se reunieron afuera de la habitación del hospital, y los empleados pensaron en algo para que pudieran hablar con ella.

“Tomaron un walkie-talkie y lo pusieron junto a su cama, en la almohada”, le contó su hijo Elijah Ross-Rutter, de 20 años, a Alisyn Camerota de CNN este miércoles.

Mirándola a través de una ventana, “pudimos decirle nuestras últimas palabras y despedirnos de nuestra madre”, añadió.

“Pude decirle que la amaba”, señaló. “Es algo difícil. En el momento, realmente no sabes lo que vas a decir, ¿sabes?”.

MIRA: Gracias a una enfermera de un hospital en el estado de Washington, una mujer pudo despedirse por FaceTime de su madre que murió por el nuevo coronavirus

Elijah relató que le dijo a su madre que “todo va a estar bien con los niños”.

“Nosotros, los hermanos mayores, vamos a asegurarnos de que todo esté bien con los más pequeños y de que crezcan para ser los adultos que mi madre querría que fueran”, recordó.

“Comenzábamos a sentirnos completos de nuevo”

Rutter había estado luchando contra el cáncer de seno, pero en enero le dijeron que estaba en remisión, según su familia.

“Comenzábamos a sentirnos completos de nuevo”, aseguró su hijo a CNN.

Elijah Ross-Rutter, de 20 años.

Ella empezó a sentirse mal el 2 de marzo: estaba débil, tenía problemas para respirar y tenía migraña.

Su hijo dijo que inicialmente la llevó al hospital el 3 de marzo. Esa primera vez, estuvo allí entre cuatro y cinco horas, pero regresó cuando su condición empeoró.

“Luchó valientemente hasta que no pudo batallar más”, dice una página de GoFundMe creada en nombre de la familia.

El hermano mayor de Elijah, Tyree Ross-Rutter, tiene la intención de asumir la custodia de sus hermanos menores, de 13, 14 y 15 años.

“Planeamos quedarnos juntos, y conseguir una casa juntos… y luchar contra esto”, explicó Elijah.

Hasta ahora, la página de GoFundMe ha recaudado más de su objetivo de 350.00 dólares provenientes de casi 8.000 donantes. La organizadora de la recaudación de fondos, Carrie Frederickson, escribió que el dinero ayudó a Tyree a pagar los abogados necesarios para resolver el patrimonio de su madre y comenzar el proceso de tutela de sus tres hermanos menores.

“En una época tan oscura para estos seis hermanos, tú eres el rayo de luz que necesitaban”, escribió Frederickson.

La hermana mayor de Sundee Rutter, Shawnna Olsen, llamó a Sundee una “heroína” que siempre puso a sus hijos por delante. Rutter había sido una madre soltera desde la muerte de su marido en 2012, señaló Olsen.

“Mi hermana era increíble,” dijo Olsen. “Ella era la primera de ayudar al que necesitaba”.

Los niños “son muy queridos por la familia, la comunidad y completos extraños”, añadió Olsen.

Hollie Silverman de CNN contribuyó a este informe.

CNN

Comments

Leave a Reply