Skip to Content

El gobierno de Biden se apresura a evitar el boicot a la Cumbre de las Américas prevista para el mes próximo

KVIA

Juan Pablo Elverdin

(CNN) — La participación de los países de América Latina en la cumbre regional de alto nivel sigue siendo una incógnita, a pocas semanas de la fecha prevista para su celebración en California, en medio de una migración récord en todo el hemisferio occidental.

La llamada Cumbre de las Américas se celebrará en Estados Unidos a principios de junio, lo que supondrá la novena reunión de los países de la región y la primera vez que Estados Unidos acoja el encuentro desde 1994.

Sin embargo, los preparativos ya se han visto envueltos en la polémica sobre la lista de invitados, lo que ha obligado a las autoridades estadounidenses a tratar de suavizar las relaciones y ha puesto en duda el resultado de la reunión en un momento crítico para el hemisferio.

López Obrador dice que EE.UU. está “muy dispuesto” a invitar a la Cumbre de las Américas a todos los países

A principios de este mes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la participación de su país no se confirmará hasta que EE.UU. invite a todos los países del hemisferio, argumentando que ningún país debe ser excluido de la cumbre. Funcionarios estadounidenses han dicho repetidamente que los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a la cumbre debido a su historial de derechos humanos.

Pero en los últimos días, la administración ha dado marcha atrás en algunas políticas de Trump relacionadas con Cuba y ha suavizado algunas sanciones energéticas a Venezuela, señalando la importancia de la asistencia a la cumbre y la importancia de evitar un boicot embarazoso por parte de países clave en un momento político difícil para el presidente Joe Biden.

“Estamos dialogando, con el propósito de invitar a todos”, dijo López Obrador en una conferencia de prensa este lunes. “Por lo menos, ellos (Estados Unidos) han actuado de manera respetuosa, no ha habido un rechazo total, tajante”.

“Faltan días, espero que esta semana podamos informar, para no estar especulando, ni con conjeturas, filtraciones; una vez que tengamos todos los elementos, vamos a fijar nuestra posición aquí”, agregó López Obrador.

Un funcionario de la administración dijo a CNN que el gobierno de Biden está evaluando opciones para incorporar “las voces del pueblo cubano, venezolano y nicaragüense en el proceso de la Cumbre”.

Si López Obrador se salta la reunión y otros le siguen, sería un desaire para la administración Biden, que ha enfatizado las relaciones con América Latina y ha buscado fortalecer los lazos mientras China hace incursiones en la región.

La semana pasada, EE.UU. y México mantuvieron conversaciones sobre las opciones específicas de México para asistir a la cumbre, según una fuente familiarizada con las discusiones. Las conversaciones están en curso y aún no se ha tomado una decisión, dijo la fuente.

El exsenador Christopher Dodd, que actúa como asesor especial para la cumbre, dirigió las discusiones por parte de EE.UU. por teléfono el pasado miércoles, según un funcionario de la Casa Blanca. Las discusiones, dijo el funcionario, fueron amplias e incluyeron conversaciones sobre la asistencia de México.

Aún no hay una lista pública de invitados a la Cumbre de las Américas

La primera tanda de invitaciones para la Cumbre de las Américas se envió la semana pasada, según el funcionario de la Casa Blanca, y añadió que la administración está considerando otras invitaciones. La Casa Blanca no ha hecho pública la lista de invitados.

Sin embargo, las continuas idas y venidas han sembrado dudas entre los socios estadounidenses de la región sobre la eficacia de la cumbre.

“Es una cumbre que se organiza en torno a conversaciones entre presidentes o primeros ministros”, dijo un alto funcionario guatemalteco a CNN. “La cumbre es importante en sí misma que ocurra, pero sería menos exitosa si no es al más alto nivel”.

La lista de países que amenazan con boicotear la cumbre de Biden 0:49

Antes de que se enviaran las invitaciones, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, dijo que no asistiría a la cumbre después de que Estados Unidos criticara el nuevo nombramiento del fiscal general de su país. No está claro si cambiará su postura tras la publicación de las invitaciones.

Otros países latinoamericanos, además de México, han expresado su disconformidad con la no invitación a Cuba, Venezuela y Nicaragua. La presidenta de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, dijo en Twitter: “Si no están todas las naciones, no es una Cumbre de las Américas”.

Guatemala y Honduras han formado parte de la cartera de la vicepresidenta Kamala Harris que aborda las causas de la migración. A finales de enero, Harris también asistió a la investidura presidencial de Castro de Zelaya. Sin embargo, no se ha dirigido a ninguno de los dos países en los preparativos de la cumbre.

Por su parte, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo que asistiría a la cumbre, pero se hizo eco de la preocupación por excluir a los países. No está claro, sin embargo, si el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, —uno de los países más grandes del hemisferio— asistirá.

La Cumbre de las Américas vuelve a EE.UU., su primer anfitrión. Aquí, las claves para entender qué es y cómo funciona

El presidente de Bolivia, Luis Arce, fue más allá y dijo que no participaría si se excluía a los países.

Matthew Rooney, director del Institute Outreach and Strategic Partnerships en el George W. Bush Presidential Center, señaló que no está fuera de lo normal que la cumbre solo invite a líderes democráticos, pero el retroceso de las últimas semanas habla de la dinámica cambiante en la región.

“Estados Unidos debería poder invitar a quien quiera a su casa y los demás invitados deberían estar contentos de ser invitados”, dijo Rooney a la CNN. “Envía una señal política de que el poder de atracción de Estados Unidos no es lo que solía ser y la fuerza del compromiso de la cumbre con la democracia no es lo que solía ser”.

El problema de la migración

La cumbre llega en un momento de migración masiva en el hemisferio occidental. Según el Departamento de Seguridad Nacional, más de 6 millones de refugiados y migrantes venezolanos han huido del país. Los nicaragüenses también han sido cada vez más migrantes, así como los haitianos que se trasladaron a la región hace años.

Los elementos de un pacto de protección de los migrantes están siendo distribuidos y discutidos entre los países antes de la cumbre, dijo el alto funcionario guatemalteco.

La primera dama de EStados Unidos, Jill Biden, visitó en los últimos días Ecuador, Costa Rica y Panamá para “enfatizar la importancia de la asociación con Estados Unidos” antes de la cumbre de junio.

A la salida de su viaje a América Latina, Biden respondió a una pregunta sobre si estaba segura de que los países que visitó asistirían a la Cumbre de las Américas.

“Todos los países que he visitado dijeron que estarían allí. Estoy deseando que llegue. Es dentro de unos 10 días”, dijo.

Preguntada por si le preocupan las amenazas de boicot de algunos países, dijo: “No me preocupa. Creo que vendrán”.

Kate Bennett, de CNN, contribuyó a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content