Skip to Content
News

La NASA lanza su nueva misión espacial ICON, que medirá el clima en la Tierra y en el espacio

(CNN) — La NASA lanzó su misión ICON para explorar el clima espacial y de la Tierra; el lanzamiento se hizo el jueves por la noche a las 10 p.m. ET desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

ICON fue lanzada al aire en el avión L-1011 Stargrazer de Northrop Grumman en el cohete Pegasus XL. Un primer intento se canceló a las 9:33 pm porque se perdió la comunicación con el avión, sin embargo el avión dio vueltas y el segundo intento de lanzamiento fue exitoso.

Se esperaba que la misión se lanzara inicialmente en noviembre pasado, pero fue reprogramada “luego de la finalización de una investigación conjunta de la NASA / Northrop Grumman sobre una lectura del sensor Pegasus que no estaba dentro de los límites normales durante los vuelos anteriores de intento de lanzamiento. La causa del problema se entendió, y el hardware del vuelo se modificó para abordar el problema”, según la NASA.

“Después de años de trabajo, estoy emocionado de que pueda entrar en órbita y encender la nave espacial, abrir las puertas a todos nuestros instrumentos”, dijo Thomas Immel, investigador principal de ICON en la Universidad de California, Berkeley. “ICON tiene una capacidad increíble para la ciencia. Espero resultados sorprendentes y finalmente ver el mundo a través de sus ojos”.

ICON, o el Explorador de Conexión Ionosférica, capturará una vista más cercana desde la propia atmósfera superior, a más de 560 km sobre la Tierra. ICON también puede medir directamente las partículas y cómo se mueven. Funcionará en medio de bandas brillantes de color conocidas como airglow.

El airglow, que crea bandas de luz roja y verde o púrpura y amarilla, ocurre cuando los átomos y las moléculas en la atmósfera superior arrojan un exceso de energía porque reciben mucho del sol en esta región.

A diferencia de las auroras, el brillo del aire es constante debido a la radiación diaria, formando una burbuja de luz alrededor de la Tierra.

Pero no se puede ver a menos que esté orbitando la Tierra en la Estación Espacial Internacional o utilizando una cámara sensible desde el suelo en una noche despejada.

“Cada gas atmosférico tiene su propio color de brillo dependiendo de la región, la altitud y el proceso de excitación, por lo que se puede usar el brillo de aire para estudiar diferentes capas de la atmósfera”, dijo Doug Rowland, astrofísico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en una declaración. “No estamos estudiando el airglow per se, sino usándolo como diagnóstico”.

“Es sorprendente que nuestra atmósfera brille así, pero lo que es más: nos da la capacidad directa de hacer observaciones de los parámetros clave que necesitamos para investigar la conexión entre la atmósfera neutral y la ionosfera”, dijo Immel. “No puedo esperar para ver cómo se ve el brillo del aire desde el punto de vista de ICON”.

La ionosfera, donde la Tierra se encuentra con el espacio, es un entorno dinámico lleno de partículas cargadas eléctricamente y siempre está cambiando. También ha sido difícil de estudiar porque es demasiado alto para los globos científicos y demasiado bajo para los satélites.

Pero hay indicadores de que el clima espacial y el clima en la Tierra están vinculados, y crean una lucha de poder cuando se encuentran en la ionosfera. ICON podrá observar esto de cerca.

“Tenemos evidencia que indica que el clima terrestre y el espacial están vinculados, pero nos han faltado observaciones reales en la región donde se están produciendo estos cambios”, dijo Scott England, científico del proyecto ICON en Virginia Tech en Blacksburg, Virginia. “ICON tiene todas las herramientas para ver los controladores y sus efectos en el sistema”.

Esto funcionará en concierto con otra misión de la NASA que se lanzó el año pasado, la misión GOLD, las siglas en inglés para Observación a Escala Mundial del Limbo y el Disco, que explora la zona entre la atmósfera de la Tierra y los tramos más bajos del espacio, donde satélites claves de comunicaciones orbitan.

GOLD está examinando la respuesta de la atmósfera superior a la fuerza del Sol, la magnetósfera y la atmósfera inferior. Aprender más sobre la ionósfera, parte de la atmósfera superior de la Tierra donde la radiación del Sol colisiona con gas que se rompe en electrones e iones, es clave. Este entorno dinámico siempre está cambiando y podría fácilmente confundir las señales de radio que llegan a nuestra atmósfera.

Esta visión combinada a escala global y fina de ICON y GOLD proporcionará a los científicos perspectivas únicas y una imagen más completa de “nuestra interfaz con el espacio”, dijo la agencia.

“Es un momento realmente maravilloso para estudiar heliofísica”, dijo Nicola Fox, director de la División de Heliofísica de la NASA en Washington. “Acabamos de lanzar Parker Solar Probe a principios de este año, lo que nos dará la primera vista de cerca de lo que impulsa el viento solar. Ahora, con ICON uniéndose a nuestra flota de sistemas de heliofísica, tendremos las mediciones increíblemente detalladas de la respuesta de la ionósfera a los controladores solares. Esta es una oportunidad increíble para estudiar la respuesta completa del sistema “.

CNN

Comments

Leave a Reply