Skip to Content
Noticias

McDonald’s podría devolver 29 millones de dólares a sus trabajadores en Nueva Zelandia por un error

Hong Kong (CNN Business) — McDonald’s acordó pagar lo que podrían ser decenas de millones de dólares a sus empleados de Nueva Zelandia a raíz de un problema de nómina a nivel nacional.

La empresa de comida rápida pagará a todos sus empleados y exempleados de los últimos 10 años por salarios de vacaciones mal calculados, según el portavoz de McDonald’s, Simon Kenny.

El acuerdo se logró tras un año de campaña por parte del sindicato local Unite Union, que según Kenny representa aproximadamente al 7% de los empleados de McDonald’s en Nueva Zelandia. Kenny estima que hay unos 40.000 empleados afectados.

El sindicato estima que la cifra es mucho mayor, de hasta 60.000 empleados, y dijo en un comunicado el lunes que “es posible que se le deba algo de dinero a toda persona que trabajó para McDonald’s después de noviembre de 2009”.

El director nacional del sindicato, Mike Treen, calcula que resolver esta disputa podría costarle a McDonald’s al menos 45 millones de dólares neozelandeses (casi $29 millones), según Radio Nueva Zelandia, afiliada de CNN, y eso es solo una “cifra inicial”.

Tanto Kenny como el sindicato señalaron que este no es un incidente aislado, sino parte de un problema mucho mayor que ha afectado a empleados tanto del sector público como privado en Nueva Zelandia.

Unite Union explicó que planteó el problema a McDonald’s por primera vez en 2015, al acusar a la compañía de “robar” las vacaciones anuales de los empleados al no pagarles adecuadamente los días festivos y no darles días de descanso de compensación.

Desde entonces, la compañía ha estado trabajando con McDonald’s y el Ministerio de Innovación Empresarial y Empresa (MBIE), la agencia gubernamental de Nueva Zelandia que hace cumplir las políticas económicas, para llegar a un acuerdo.

“Hemos pasado decenas de miles de horas trabajando en un proyecto muy complejo, para garantizar que la forma de hacer los cálculos sea correcta”, dijo Kenny en un comunicado enviado a CNN Business. “Con el acuerdo establecido, ahora podemos empezar a hacer cálculos individuales”.

Problemas de nómina en todo el país

McDonald’s es una de las muchas compañías que se han visto afectadas por el problema de nómina en todo el país: más de 150 compañías están bajo auditoría, según el MBIE. En 2016, el gobierno estimó que se podrían deber salarios a hasta 763.000 empleados en todo el país, y el costo total de la resolución podría alcanzar los 2.200 millones de dólares neozelandeses (alrededor de 1.400 millones de dólares), informó Radio Nueva Zelandia.

Y no se trata solo de compañías privadas. Incluso organismos gubernamentales como el MBIE y las Juntas de Salud de Distrito han cometido errores similares al calcular el pago de vacaciones. Las juntas de salud anunciaron el mes pasado que deben a los trabajadores de la salud hasta 650 millones de dólares neozelandeses (alrededor de $ 415,7 millones), informó Radio Nueva Zelandia.

La crisis con las nóminas se debe a una ley muy compleja, la Ley de vacaciones, que se promulgó en 2003.

La ley es relativamente sencilla para los empleados que trabajan cinco días y 40 horas semanales. Pero es mucho más difícil de aplicar a ciertas industrias con horarios irregulares, como la hostelería, el comercio minorista o la salud, según un informe de 2018 encargado por el gobierno.

La ley es tan compleja que incluso los empleadores tienen problemas para interpretarla correctamente, según el informe. Por ejemplo, hay muchas formas diferentes de calcular el pago diario, el pago semanal, el pago de días festivos y el pago de días festivos alternativos, por lo que es difícil saber cuándo usar qué cálculos.

Las reglas solo se han vuelto más confusas a medida que la cultura laboral ha cambiado con los años, ahora que más empleados trabajan horarios flexibles o reciben pagos de comisiones. Según Radio Nueva Zelandia, algunas compañías, después de descubrir sus errores, tendrán que revisar todo el sistema de nómina para cumplir la ley.

Después de que muchas compañías se quejaran de que la ley era demasiado compleja, anticuada y costosa, el gobierno formó un grupo de trabajo para revisar la ley, identificar problemas y hacer recomendaciones. La investigación sigue en curso.

El ministro de Relaciones Laborales, Iain Lees-Galloway, dijo el año pasado que el grupo de trabajo ayudaría a simplificar la ley existente, informó Radio Nueva Zelanda.

“Ha habido un cambio enorme en nuestro mercado laboral en los últimos 15 años y está claro que debemos mirar la Ley de Vacaciones con nuevos ojos y asegurarnos de que sea adecuada para los entornos de trabajo modernos y las nuevas situaciones laborales”, añadió.

CNN

Comments

Leave a Reply