Skip to Content
Noticias

Un hombre cuelga de una chimenea a casi 90 metros de altura mientras luchan por rescatarlo

(CNN) — Los servicios de emergencia en Inglaterra estaban luchando para rescatar a un hombre que se quedó atascado en la parte superior de una chimenea industrial de 88 metros.

Funcionarios del Departamento de Bomberos hicieron un llamado al público para que proporcionara un recolector de cerezas de 90 metros (295 pies) con el objetivo de ayudar a rescatar al hombre, que según los informes quedó atrapado en la chimenea de Dixon en Carlisle, noroeste de Inglaterra, a las 2:20 de la mañana de este lunes.

Las imágenes en las redes sociales parecen mostrar al hombre con el torso desnudo y colgando de sus piernas.

No está claro cómo o por qué el hombre quedó atrapado en la parte superior de la chimenea, que forma parte de una antigua fábrica de algodón del siglo XIX.

“Estamos viendo varias opciones para rescatar a este hombre de manera segura”, dijo el superintendente de la policía de Cumbria, Matt Kennerley, en un comunicado. “Hasta ahora, la respuesta de varias agencias nos ha visto utilizar tecnología que incluye drones”.

“Se utilizó un helicóptero para tratar de rescatar al hombre y se han hecho esfuerzos para tratar de descender un equipo de rescate técnico en la chimenea para rescatarlo”.

“Estos dos intentos no han tenido éxito hasta ahora debido a las preocupaciones sobre qué tan seguro está el hombre engarzado a la escalera en la parte superior de la chimenea, y el peligro potencial de las corrientes de aire desde el helicóptero”.

Kennerley agregó que la posición del hombre es “extremadamente precaria”, lo que está obstaculizando todos los intentos de rescate hasta el momento.

“Estas preocupaciones sobre qué tan seguro está enganchado también nos han impedido enviar a alguien por la escalera desde abajo. La escalera también está dañada”, dijo.

“Las escaleras usadas por el Servicio de Bomberos y Rescate de Cumbria serán movilizadas para ver si pueden ayudar mientras esperamos la llegada del recolector de cerezas”.

Se escucharon gritos y lamentos desde la chimenea antes de que llegara la policía, según la agencia de noticias PA Media.
La policía cerró los caminos alrededor de la chimenea y se pidió a los miembros del público que evitaran el área.

John McVay, gerente de área del Servicio de Bomberos y Rescate de Cumbria, hizo un llamado para que cualquiera que tenga un recolector de cerezas “que supere los 90 metros” se comunique con las autoridades locales.

CNN